martes, 15 de diciembre de 2009

NOTA: Dalemurga ~

12 de diciembre de 2009

Rubén Carballo, el adolescente de 17 años que murió por golpes recibidos en la cabeza a la misma hora en que la Policía Federal reprimía en el estadio de Vélez Sarsfield a asistentes al recital del grupo de rock "Viejas Locas", será sometido mañana a una autopsia para determinar la causa del fallecimiento.
Rubén Carballo, el adolescente de 17 años que murió por golpes recibidos en la cabeza a la misma hora en que la Policía Federal reprimía en el estadio de Vélez Sarsfield a asistentes al recital del grupo de rock "Viejas Locas", será sometido mañana a una autopsia para determinar la causa del fallecimiento.
Rubén Carballo padre adelantó hoy a DyN que la autopsia del cadáver se llevará a cabo en la Morgue Judicial por tres médicos legistas del Cuerpo Médico Forense, dependiente del Poder Judicial, más dos peritos de parte, uno por la Policía Federal y otro por la familia.

"Ahora se va a saber la verdad: que mi hijo no cayó al vacío como dice la Policía Federal, sino que ellos lo mataron a palos en la cabeza", dijo el progenitor.

El chico falleció el 8 de diciembre tras agonizar durante 23 días, en coma profundo y con traumatismo de cráneo, internado en el área de erapia intensiva del Centro Gallego porteño.

El domingo 15 de noviembre lo habían encontrado tirado con fuertes golpes en la parte superior de la cabeza e inconsciente en proximidades del estadio de fútbol de Vélez Sarsfield, del barrio porteño de Liniers.

Los padres siempre aseguraron que su hijo fue golpeado por los efectivos de la Policía Federal y arrojado en ese lugar, pero desde la fuerza de seguridad, en cambio, sostuvieron que el chico se habría caído desde la autopista cuando intentaba colarse al recital accediendo al estadio por un muro perimetral.

Pero la versión policial fue desmentida por la familia que aseguró que desde varios días antes del recital Rubén hijo había comprado la entrada al espectáculo y que la misma fue encontrada sin usar en un bolsillo del pantalón por los médicos del servicio de emergencias que lo asistieron.

Cuando el chico murió, el padre dijo a DyN que "tenemos identificados al policía jefe por nombre y apellido y fisonómicamente al (policía) que estaba junto a mi hijo herido y llamó al patrullero que lo alzó a mi hijo".

Según la familia, entre las 0.30 y 1.30 del domingo 15 un policía federal fue visto en la calle Reservistas, en cercanías de la puerta de entrada al estadio número 16, junto al joven que permanecía herido e inmóvil sobre el asfalto, y de repente apareció un patrullero.

Fuentes allegadas a la familia confiaron que sospechan del comisario Eduardo Meta, jefe de la comisaría 44 con jurisdicción en la zona, como supuesto máximo responsable de la suerte que habría corrido Carballo hijo.

El cuerpo del chico fue encontrado varias horas después, cerca de las tres de la tarde del domingo, en un terreno ubicado a 80 metros del lugar en que habría sido visto junto al policía. Carballo padre se quejó de que nadie del Gobierno nacional lo llamó y le pidió a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner "que dé la cara y se haga cargo de la policía que usted crea".

"La policía que usted crea, Presidenta, no está capacitada. Estamos viviendo peor que en la dictadura militar. Nos están matando a nuestros hijos como perros. Ya hay 3.000 chicos muertos por la represión", dijo.

Para el hombre "esto va a ser peor que en la época de De la Rúa y no sé si a usted le va a dar tiempo a escapar Señora Presidenta". Por su parte, el abogado de la familia, Eduardo Azcuy, dijo entonces a DyN que "con la autopsia forense se va a saber la verdad porque si es cierto que Rubén cayó al vacío desde nueve metros de altura, como dijo la Policía, debería tener múltiples fracturas en manos, brazos y piernas".

"Un médico forense lo examinó y dictaminó que el golpe en la cabeza fue producido con un objeto romo", apuntó el letrado.

Los padres de Rubén pidieron a la jueza porteña a cargo de la causa penal, la subrogante Guillermina Martínez, con intervención del fiscal Eduardo Cubría, que aparten de la investigación a la Policía Federal por entender que algunos de sus miembros serían imputados y coloquen a expertos de la Gendarmería Nacional.

La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional Ciudad de Buenos Aires (CORREPI) responsabilizó por el hecho a la Policía Federal y lo comparó con el ocurrido en abril de 1991, cuando perdió la vida Walter David Bulacio, de 17 años, durante la represión que se produjo en un recital de Los Redonditos de Ricota.






"POR UNA MURGUERIDAD QUE CONTENGA TODAS LAS MURGUERIDADES
EN LUCHA PERMANENTE POR LA VIGENCIA PLENA DE LOS DERECHOS CARNAVALEROS DEL PUEBLO
Permitida la reproducción de contenidos de ¡Dale Murga! sin fines comerciales. Solamente pedimos que cites la fuente.
También podés visitar:
http://www.fotolog.com/dalemurga
http://www.dalemurga.blogspot.com
http://es.youtube.com/user/pupitalamocuda "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada