martes, 8 de diciembre de 2009

notas...

10:43|Rubén Carballo tenía 17 años y estaba en coma desde hacía tres semanas, cuando fue encontrado inconsciente a cinco cuadras del estadio de Vélez. La familia dice que la Policía lo golpeó brutalmente y lo dejó tirado.

El cuerpo de Rubén Carballo no aguantó más. Estuvo tres semanas en coma a raíz de un fuerte golpe en la cabeza, que sufrió en la previa del recital que Viejas Locas dio en el estadio de Vélez. Esta mañana, murió. Su familia responsabiliza por la muerte a la Policía.

"Que el Gobierno haga algo porque la policía está matando inocentes", pidió hoy entre llantos la mamá del joven, Alicia Ortiz. "La policía sabe bien que es responsable"
, afirmó y agregó que "hay pruebas que demuestran" que el chico fue golpeado por efectivos de la fuerza. "El peritaje sobre mi hijo indicó que lo golpearon con algo redondo. La Justicia tiene que saber bien quién es el que lo golpeó", exigió.

Rubén tenía 17 años. El 15 de noviembre lo encontraron tirado a cinco cuadras del estadio de Vélez, inconsciente y con fractura de cráneo, 14 horas después de finalizado el recital de Viejas Locas. La Policía argumentó que el chico cayó de un paredón por el que había intentado colarse. Sin embargo, entre sus pertenencias encontraron la entrada.

"La Policía quiso tapar pruebas", aseguró indignada Ortiz. "A nosotros nos quisieron vender un buzón de que se había caído de ahí arriba", dijo. Según contó, el padre del chico presentó en la Fiscalía pruebas que fundamentarían la acusación contra los efectivos.

En la misma línea, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad ratificó que tomaron testimonios a más de cuarenta personas que estuvieron el sábado 14 en la previa del recital y todas dieron cuenta de la "salvaje actuación" de los efectivos de la Policía Federal, que reprimió en forma violenta, desproporcionada e injustificada a seguidores de la banda. Esa noche, hubo 30 heridos y 44 detenidos.

El estado de Rubén venía empeorando desde la semana pasada y el parte difundido el viernes pasado hablaba de señales vitales casi nulas. Murió en las primeras horas de hoy en el Centro Gallego donde estaba internado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada